Meta

domingo, 24 de mayo de 2015

Mi filosofía

Todo voló en pedazos una vez tomé conciencia de lo que suponía yo para el mundo y de lo que el mundo suponía para mí.

Yo era una especie de mota de polvo, un grano del desierto, una gota de agua entre muchas tantas que iban perdidas entre las demás. Todas éramos iguales y nada nos diferenciaba. Lo único que nos unía era eso llamado "vida", "vida de mierda", mejor dicho. Esa vida tan "preciada" que nos habían regalado nuestros padres en un acto de "amor" fortuito.

Eso no era vida, ni era nada. Podría escribir mi propio libro de filosofía en el que demostraría a todo el mundo, partiendo de la premisa principal, que TODO ES NADA, es decir, la vida es nada, nosotros somos nada en un universo de nada infinito, por lo que da igual hagas lo que hagas, pienses como pienses, seas como seas o vistas como te vistas, todo se reduce a... ¡TACHÁN! LA NADA. Supongo que no soy la única que piensa de esta manera, por lo que mi libro tendría cierto éxito si decidiera publicarlo, pero como eso en un universo de nada y mierda infinito no va a pasar jamás, me quedo con esta introducción y adelanto, para que podáis entrar en mi mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

broken souls commented...